Daniel Durán

A lo largo de la historia, los efectos decorativos que presentan las pinturas, estucos y revoques decorativos son múltiples, respondiendo a una de las necesidades mas instintivas de la naturaleza humana, que es embellecer y dar magia en los lugares donde habita.

Nada es tan versátil como la Pintura.

Cualquiera que sea el estilo de decoración que desee para su casa, como elegante, tradicional, relajante, fresco, informal, colorista, sutil o extravagante, puede conseguirlo a través de la pintura.

Ambientes con atmosferas fascinantes, con vitalidad, inspiración, creatividad, de original luminosidad que transforma el propio hogar, haciéndolo mas acogedor.

Tiene la misión de vestir, iluminar, dar vida al ambiente, aportándole un aspecto limpio, estético y de calidad, acorde con el espíritu que se pretende crear.

La pintura decorativa constituye la nota final que define y concreta su personalidad. Con acabados clásicos o modernos, para hacer que cualquier tipo de superficie parezca madera, mármol, piedra o metal, además de acabados ornamentales para conseguir el efecto final deseado.

La pintura decorativa es el arte que replantea las sensaciones, la sensibilidad y las emociones